Indemnización en transporte público

QUÉ INDEMNIZACIÓN PUEDO RECLAMAR POR ACCIDENTE EN UN AUTOBÚS DE TRANSPORTE PÚBLICO:

indemnizacion accidente autobús transporte público

¿Qué indemnización me corresponde por accidente en transporte público como pasajero?

Cuando una persona sufre un accidente de tráfico como ocupante o pasajero de un transporte público (por ejemplo en el interior de un autobús de la EMT), debe saber que tiene derecho a reclamar una indemnización a cargo de la compañía aseguradora del culpable del mismo, ya sea del propio conductor de un autobús o de otro vehículo. Si el vehículo responsable del accidente se dio a la fuga, podrás reclamar la indemnización a cargo del Consorcio de Compensación de Seguros. Estas lesiones pueden ser por resultado de un frenazo o acelerón brusco o un accidente propiamente dicho con otro vehículo en cuestión. Por ello, lo más recomendable es que sepas que  PUEDE RECLAMAR UNA RECLAMAR UNA INDEMNIZACIÓN POR TUS LESIONES. No lo demores y ponte en contacto con nosotros cuanto antes. La consulta previa a un abogado experto en indemnizaciones por accidentes en trasporte público es fundamental no solo para la reclamación de la máxima indemnización, sino también para obtener un tratamiento médico correcto y adecuado para sus lesiones (latigazo cervical, fracturas, contusiones…)

En Abogados Por tu indemnización somos abogados especialistas en indemnizaciones por accidente en transporte público.

La indemnización que puede recibir dependerá de los daños y perjuicios que el accidente de tráfico ocasione al pasajero, por lo que es fundamental efectuar una correcta valoración de los daños personales sufridos.

¿Cómo se calcula la indemnización por accidente en transporte público?:

Una vez el perjudicado ha obtenido el ALTA MÉDICA (normalmente coincidirá con el alta en rehabilitación) se podrá realizar una valoración de la indemnización, puesto que esta dependerá de los días en que hayas estado bajo tratamiento médico y de las secuelas.

Si sufre un accidente dentro de un autobús, llame a la Policía o Guardia Civil para que levanten atestado o tome los datos de los testigos. No abandone el autobús sin ningún dato. 

Para calcular la indemnización que te corresponde por accidente en transporte público como pasajero o viajero se tiene en cuenta el Baremo de accidente según el año en que ocurre el accidente. Si por ejemplo el accidente ocurrió en el año 2015, te corresponderá esta indemnización diaria:

  • 71,84 € por día de hospitalización, ya sea por la gravedad de las lesiones que exija hospitalización, por mera observación y vigilancia de la lesión en el Hospital o por una intervención quirúrgica con posterioridad a raíz del accidente.
  • 58,41 € por día impeditivo. El día impeditivo es aquel en el que el pasajero víctima de un accidente no puede realizar labores y ocupaciones cotidianas o habituales. Si bien puede coincidir con la baja laboral, el día impeditivo no se debe de limitar a la baja laboral, porque las personas que no estando trabajando y han tenido una situación médica con collarín, muletas, escayola y reposo absoluto tienen derecho a días impeditivos. Por ello, se debe de utilizar el concepto de “ocupación habitual”, que es más genérico y extenso que la incapacidad laboral.
  • 31,43 € por día no impeditivo (los restantes).

El Baremo de 2015, prevé también una valoración por puntos de las secuelas en función de la edad del lesionado y la gravedad de aquella. Por ejemplo 1 punto de secuela varia de 598,10 € (> 65 años) a 852,40 € (< 20 años). Las secuelas son aquellas incapacidades permanentes que impiden a la persona de manera funcional y psicológicamente.

Según el Baremo del 2016 para accidentes en el interior de un transporte público (autobús), establece las siguientes indemnizaciones diarias:

  • 100 € cuando el pasajero pierde temporalmente su autonomía personal para realizar la casi totalidad de actividades necesarias para la vida ordinaria (por ejemplo, lo es el ingreso en una unidad de cuidados intensivos.
  • 75 € por día de hospitalización.
  • 52 € por día impeditivo (el ocupante o pasajero como consecuencia de sus lesiones pierde temporalmente la posibilidad de llevar a cabo una parte significativa de sus actividades específicas de desarrollo personal.
  • 30 € para el día no impeditivo.

Además de los días y secuelas, también tienes derecho a recibir una indemnización por otros daños y perjuicios que te haya ocasionado el accidente, como pueden ser gastos médicos o de rehabilitación, farmacéuticos u ortopédicos, daños materiales, gastos de transporte o traslados….

indemnización por accidente de tráfico

Ejemplo de una indemnización por accidente en autobús de la EMT en Madrid:

En este caso particular de nuestro despacho, se trata de un cliente que tuvo lesiones como pasajera de un autobús cuando este realizó un frenazo brusco y se golpeo fuertemente. En este supuesto, aplicamos el Baremo 2015 correspondiente al año en que ocurrió el accidente:

POR DÍAS DE INCAPACIDAD TEMPORAL O DÍAS EN QUE RECIBIÓ TRATAMIENTO MÉDICO (83 DÍAS):                

– 30 días impeditivos a razón de 58,41 €/día = 1.752,3 €.

– 53 días no impeditivos a razón de 31,43 €/día = 1.665,79 €.

POR SECUELAS (42 AÑOS) YA QUE DESPUÉS DE LA REHABILITACIÓN CONTINUABA CON DOLORES CERVICALES Y LIMITACIÓN DE MOVILIDAD EN EL TOBILLO:

– Algia cervical postraumática (1-5 puntos)……2 puntos.

– Agravación de artrosis previa tobillo izquierdo (1-8)………..3 puntos.

788,45 € x 5 Puntos = 3.942,25 €.

– FACTOR DE CORRECCIÓN del 10% por perjuicios económicos (Tabla IV) = 394,22 €

SUBTOTAL SECUELAS = 4.336,47 €

IMPORTE DE INDEMNIZACIÓN POR LESIONES = 7.754,56 €.

           GASTOS MÉDICOS (REHABILITACIÓN) = 630 €.

INDEMNIZACIÓN TOTAL = 8.384,56 €

 

 Aspectos legales a tener en cuenta para reclamar una indemnización por accidente en transporte público:

Es importante aclarar también que cuando hablamos de la reclamación de accidentes en un autobús no nos referimos sólo a colisiones con otro o más vehículos, atropellos… También debemos de hablar de cuando el viajero o pasajero sufre lesiones por frenazos bruscos, acelerones o maniobras imprudentes.

Por regla general, el pasajero u ocupante de un transporte público siempre tiene derecho a cobrar una indemnización en caso de accidente. La ley es clara al respecto, puesto que el ocupante de un vehículo en la generalidad de los casos, no tiene ninguna culpa ni responsabilidad en el accidente. La ley determina que:

“El conductor de vehículos a motor (chofer, conductor de un autobús u otro vehículo) es responsable, en virtud del riesgo creado por la conducción de estos, de los daños causados a las personas o en los bienes con motivo de la circulación. En el caso de daños a las personas, de esta responsabilidad SÓLO QUEDARÁ EXONERADO cuando pruebe que los daños fueron debidos ÚNICAMENTE A LA CONDUCTA O LA NEGLIGENCIA DEL PERJUDICADO O A FUERZA MAYOR EXTRAÑA A LA CONDUCCIÓN O AL FUNCIONAMIENTO DEL VEHÍCULO; no se considerarán casos de fuerza mayor los defectos del vehículo ni la rotura o fallo de alguna de sus piezas o mecanismos”.

Conforme dicho precepto, el pasajero u ocupante  lesionado siempre podrá reclamar una indemnización. En este sentido, es dicho chofer o conductor de un autobús es el garante de la seguridad de los usuarios de ese servicio y debe acomodar su conducta de manera que preserve la integridad de estos debiendo extremar su diligencia en evitación de maniobras bruscas por lo que es negligente la conducta del conductor, no esperando a que todos los pasajeros tomasen asiento o se sujetasen debidamente.

De esta manera, cuando no exista culpa exclusiva del pasajero, ni fuerza mayor extraña a la conducción o al funcionamiento del vehículo y se causen lesiones, nada se le puede reprochar a un pasajero de un vehículo. De esta manera,  el conductor del vehículo, el propietario no conductor del vehículo y la compañía aseguradora deben de responderán de tales daños personales en las cuantías indemnizatorias previstas para el seguro obligatorio del automóvil.

            Indemnización a cargo del Seguro Obligatorio de Viajero (S.O.V) en caso de accidente en transporte público:

Además de esta indemnización que acabamos de exponer a continuación por días y secuelas, por sólo adquirir con el título de transporte, ticket o billete, te corresponderá una indemnización a cargo del Seguro Obligatorio de Viajeros (el SOV). En efecto de la causación del daño corporal o lesiones se deriva una doble obligación indemnizatoria: una, de carácter subjetivo, apoyada en los arts. 1902 y 1903 del Código Civil en relación con la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor; y otra, de naturaleza objetiva y sometida a baremo indemnizatorio (recogido en el Real Decreto 1575/1989, de 22 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento del Seguro Obligatorio de Viajeros),  bastando con acreditar la causación de unas lesiones en un viajero provisto del correspondiente billete, para tener derecho a indemnización por el SOV. Este seguro se trata de un seguro de accidentes que contrata el viajero al comprar el billete de transporte (ya sea autobús, tren, tranvía…).Ambos tipos de responsabilidad son autónomas y compatibles entre sí. Según nuestros tribunales, «(…). El seguro obligatorio de viajeros viene configurado doctrinal y jurisprudencialmente, como un seguro de marcado carácter objetivo, por lo que la obligación indemnizatoria del daño corporal tiene lugar siempre que se produzca un accidente con daños corporales con ocasión de un desplazamiento en un medio de transporte público colectivo de personas, y alcanzará a todos los viajeros o usuarios que tuvieren un título de transporte (…).

El seguro obligatorio de viajeros, como modalidad de seguro de accidentes, y por tanto, como seguro de personas, cubre el riesgo de que por un siniestro ocurrido con ocasión de un desplazamiento en transporte público colectivo se ocasionen al viajero daños corporales , y alcanzará a todos los viajeros o usuarios que tuvieren un título de transporte. Por tanto, es un seguro cuyo riesgo es la persona del viajero asegurado, que comprende todos aquellos que pueden afectar a su existencia, integridad corporal o salud, correspondiendo el interés a la propia persona objeto del riesgo.

El plazo para reclamar una indemnización por accidente en transporte público:

La ley establece un plazo de 1 año desde el accidente para reclamar la indemnización ante los tribunales, no obstante, cuando se trata de lesiones, ese plazo empezará a contar desde que la persona haya sido dada de alta o se haya estabilizado sus secuelas.

 

Consulta a un abogado de accidentes de tráfico

611 43 44 38 – Consulta gratuita